lunes, 15 de junio de 2009

Problemas Económicos Fundamentales en toda Economía (continuacion).


Como se observa, la solución del problema de qué y cuánto producir implica la elección de opciones lógicas, situadas necesariamente sobre las líneas de producción de la economía.
Por otro lado, la solución del problema de cómo producir implica la obtención de la máxima eficiencia de la combinación y en la elección de los recursos disponibles. Las técnicas de producción empleadas deben conducir a la máxima relación entre la producción total obtenida y la cantidad utilizada de recursos.
Por último, la solución del problema para quién producir implica la consecución de la máxima eficiencia en la relación de los recursos disponibles. No se trata de alcanzar las líneas de producción, sino las del bienestar social e individual.
Esas consideraciones indican que la formación de un sistema económico ideal, capaz de armonizar con perfección la solución de los tres problemas económicos fundamentales, tal vez representa el objetivo-síntesis de la organización económica de las naciones.
Como apreciamos en la siguiente figura, los tres problemas fundamentales están fuertemente interrelacionados, de tal forma que un sistema ideal debería obtener una elevada eficiencia productiva, combinada con una apreciable eficiencia distributiva. La primera sería alcanzada a través de concretas medidas económicas y tecnológicas; la segunda a través de una correcta distribución de la producción elaborada.( ver imagen 2).
En tal sentido, la solución integral de los problemas aludidos deberá llevarse a un nivel máximo de tal manera que se eleve a la más alta expresión el área representada por el entrecruzamiento de los tres círculos de la figura anterior.
En una situación extrema, si hubiera perfecta armonización y compatibilización en la conducción de los tres problemas fundamentales, los tres círculos quedarían yuxtapuestos y el área de entrecruzamiento alcanzaría su más alta expresión. En otra situación extrema si no se lograse cualquier armonización en el encauzamiento y en la solución de los tres problemas fundamentales que nos ocupan, los tres círculos estarían distantes entre sí. En ese caso evidenciaría un sistema capaz de armonizar la solución de los tres problemas fundamentales - en sus niveles económico, tecnológico y social.
Evidentemente la armonización de los tres problemas fundamentales no es fácil de alcanzarse. Ella constituye la propia razón de ser del análisis económico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada